COMER BIEN ES LO QUE ESTÁ EN TUS MANOS ANTE EL COVID-19

Monday 28 September 2020 | Mercedes Rodríguez



El regreso a las oficinas es algo que se avecina. Las adaptaciones en las instalaciones están en manos de los expertos; ten confianza en que las están haciendo con atención y pensando en el bienestar de todos los colaboradores, para lograr un retorno seguro y armonioso.

Ahora, te pregunto: ¿cómo puedes colaborar tú para que este regreso sea así? Además de hacer caso a las indicaciones de higiene y sana distancia, puedes ir nutriendo tu cuerpo, de tal manera que se encuentre fuerte ante cualquier circunstancia.

No hay alimentos o suplementos que puedan "estimular" nuestro sistema inmunológico y prevenir o curar el COVID-19. Pero un consumo frecuente y predominante de alimentos naturales, agua simple, frutas, verduras y grasas buenas, además de mantenerse en movimiento, pueden modular la respuesta de nuestras células defensoras ante cualquier agente extraño.

1. Prefiere alimentos naturales:* son de origen vegetal (verduras, leguminosas, tubérculos, frutas, nueces, semillas) o de origen animal (pescados, mariscos, carne de res, aves de corral, huevos y leche, entre otros). Una condición necesaria para ser considerados como naturales es que estos alimentos no contengan otras sustancias añadidas, como azúcar, sal, grasas, edulcorantes o aditivos.

  1. Prefiere semillas en vez de frituras.
  2. Elige frutas en lugar de postres diarios.
  3. Prepara guisados en vez de comida rápida.
  4. Usa huevo en lugar de embutidos para el sándwich.
  5. Sazona con cebolla, apio y ajo en vez de usar concentrado de consomé de pollo.
  6. Acompaña con guarnición de frijoles, lentejas o arroz hechos en casa; evita los instantáneos.
  7. Muchas otras alternativas

* Busca la clasificación NOVA para conocer más de alimentos naturales: Haz click aqui.

2. Mantente hidratado con agua simple: el agua es el medio líquido que necesita el cuerpo para realizar sus funciones; no requiere que le agregues azúcar ni sabor. Ingiere al menos litro y medio diariamente.

3. Incluye, como mínimo, cinco porciones de frutas y verduras al día: si te aseguras de consumir una fruta y/o verdura en cada tiempo de comida o en cada visita a la cocina, estarás logrando la meta. Las frutas y verduras contienen vitaminas, minerales, fibra y fitonutrientes, adecuados y suficientes para un correcto funcionamiento del organismo.

4. Consume pescado dos veces por semana: el salmón y el atún aportan omega 3 en su configuración química, ideal como agente antiinflamatorio. Añadirlos con mayor frecuencia te dará la dosis que necesitas. Prueba esto, antes de suplementarte.

5. Muévete en casa: incluye alguna rutina de movimiento en tu día; 30 minutos serán suficientes. Camina, baila, sube escaleras, juega con tus hijos o inscríbete a una clase en línea. Estos tiempos demandan un autocuidado más constante, informado y consciente. Tenemos la oportunidad en nuestras manos; es cuestión de que pongas en práctica estas recomendaciones y colabores en esta comunidad, que requiere personas más saludables y participativas.

Compartir